portadawebcolefc

Acceso

Lunes, 31 Julio 2017 21:56

Oportunidades perdidas - Artículo de Opinión Guillermo Gil Sánchez, col. nº12322

  "OPORTUNIDADES PERDIDAS

No salgo de mi asombro cuando leo cosas con tan poco rigor como las que publicó el señor José Miguel Álamo hace unos días en un artículo de opinión titulado Los e-Sports: una gran oportunidad.

En primer lugar, me sorprende que comience dicho artículo señalando que hay temas más importantes que debatir que el de considerar o no a los e-Sports como deporte. Le tengo que recordar que él pertenece a un partido que ha tenido capacidad de gestión y responsabilidad política, pero, sobre todo, ha tenido la "oportunidad" de ejercer su altavocía dado los cargos que ha ostentado y lo que eso representa, por lo que quiero darle la razón y exponer algunos temas en los que seguramente estará de acuerdo conmigo, y que ciertamente son de mayor relevancia.

Antes de las pasadas elecciones autonómicas, la persona que les escribe estuvo representando al colectivo de Licenciados en foros políticos en los que se debatieron cuestiones programáticas que tenían que ver con el ámbito de la Actividad Física y el Deporte, y en el que cada formación expuso su punto de vista. Uno de los temas que salió a debate fue la desaparición de la asignatura de "Acondicionamiento Físico" del segundo curso de bachillerato como área obligatoria a partir de la implantación de la Lomce.

Las autonomías, por su parte, tenían la potestad de promocionar algunas asignaturas que se considerara de especial relevancia. Nuestra comunidad no eligió Acondicionamiento Físico, en un momento en el que ya éramos líderes en obesidad infantil. Esto fue hace muy poco tiempo, y en ningún medio leí o escuché al señor José Miguel Álamo reclamando la pérdida de horas de práctica física de los escolares canarios, y mucho menos que habíamos perdido una "gran oportunidad" de que Canarias fuese uno de los territorios que apostaba por más práctica física en edad escolar.

Hasta hace escasas semanas el Gobierno de nuestro país publicó la implantación de la tercera hora en Educación para primaria en los territorios de su competencia, pero el objetivo final es ampliarlo a Secundaria en un breve espacio de tiempo, dejando la decisión de adelantar la medida a las autonomías dentro del marco de sus competencias en educación (anuncio del Secretario de Estado Marcial Marín).

En principio nos parecía una buena noticia, pero desgraciadamente los políticos canarios no se han hecho eco de un anuncio de tal magnitud. Aunque, para ser justos, sí hubo un parlamentario que lo defendió esta semana. No quiero que mis palabras se malinterpreten y me digan que aprovecho para hacer partidismo intencionado, por lo que no mencionaré a la formación que lo está intentando defender, pero por supuesto no tiene nada que ver con la que representa José Miguel Álamo, al que, salvo que lo haya manifestado en petit comité, no recuerdo ningún artículo en prensa ni discurso en radio defendiendo esta posibilidad enorme que se nos presenta para mejorar la salud y el sedentarismo de nuestros escolares. Si somos la primera comunidad en obesidad infantil deberíamos ser la primera Comunidad en poner medidas e implantar esta medida.

No contento con perder otra "gran oportunidad" de defender públicamente esta cuestión, ha dejado caer sobre la mesa que una posible razón de la obesidad infantil en Canarias podría tener que ver con que los docentes tienen más tiempo sentados a los alumnos que haciendo práctica física, y que posiblemente hemos teorizado en exceso. Es más, asegura que quizás debemos mejorar los métodos de enseñanza y la motivación.

Quiero comentar a los posibles lectores que he sido compañero de José Miguel Álamo en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y llevo más de 20 años dando clase. En la actualidad nadie tiene al señor Mendoza como referente de docencia, ni se le escucha en los foros de los metodólogos de interés, y mucho menos como experto en motivación. Por lo tanto me resulta difícil tener en cuenta este comentario suyo como algo a considerar.

Estoy seguro de que usted no ha vivido, o no lo suficiente, el hecho de impartir docencia a más de 30 alumnos y alumnas de primero o segundo de ESO, muchos con Necesidades Especiales de Atención Educativa, o con TDAH, o que presentan cierta discapacidad motórica o visual, o alumnado de PMAR mezclado en un único grupo. Esas son realidades que nos impone nuestra Ley Educativa, y que poco tiene que ver con que seamos más teóricos o no controlemos más métodos de enseñanza o de motivación.

Por otro lado, nuestro colectivo lleva muchos años peleando por una actualización de la Ley Canaria del Deporte y por una ley que regule nuestra profesión en Canarias. Ahora mismo sufrimos un importante intrusismo profesional debido a la ausencia de una regulación clara y coherente, y cada vez con más frecuencia nos encontramos a un sector de la población que contrata entrenadores personales sin formación apropiada o con titulaciones de origen dudoso. Esto es un problema enorme, ya que está produciendo una tendencia al alza en los índices de lesividad de los practicantes, así como desajustes nutricionales de diversa índole, ya que muchos de ellos acompañan sus sesiones con dietas e ingestas de determinados productos para combatir la obesidad sin ningún tipo de control ni prescripción médica.

Curiosamente, tampoco conozco manifestaciones por escrito o radiofónicas acerca de este tema fundamental. Cada lunes escuchaba con interés sus aportaciones al partido de la Unión Deportiva Las Palmas, escogido en esta tertulia, a buen seguro, por su formación o experiencia en el deporte del fútbol, pero tampoco hizo alusión alguna a estos temas de gran importancia. Volvimos a perder otra "gran oportunidad".

Por otro lado, me decidí a investigar un poco para ver lo que necesita (según los expertos en la materia) un juego de ordenador para ser considerado e-Sport y, por ende, lo que José Miguel Álamo defiende como "oportunidad". Hay mucha información sobre esto, pero se la puedo resumir en:

- Las competiciones se desarrollan a través de redes y uso de ordenadores.

- El juego permite el enfrentamiento virtual entre dos o mas participantes.

- Los jugadores compiten (supuestamente ya que no se puede controlar) en igualdad de condiciones.

- Existencia de ligas y competiciones oficiales reguladas con reglas y presencia de jugadores profesionales.

- Manifestación de popularidad y de competitividad.

Como ejemplo puedo nombrarles los que más fama tienen actualmente; me quedaría con títulos como League of Legends, StarCraft, Dota, Counter-Strike, Street Fighter o World of Tanks.

Estos son algunos ejemplos, pero hay una característica que no se menciona pero que se puede observar a poco que alguien los vea unos minutos... la asombrosa agresividad que emana de su práctica. La mayoría de ellos, en la definición de sus objetivos de juego, conjugan verbos como, matar, asesinar, aniquilar o destruir.

Atendiendo a la declaración de uno de los gamers canarios de mayor relevancia, y cuyas declaraciones fueron publicadas en un periódico canario, pude leer datos reveladores acerca de la práctica. Este jugador comenta que la compañía norteamericana Riot Games lanzó League of Legends, que se ha convertido en un fenómeno mundial que mantiene a millones de personas compitiendo tras la pantalla.

Asimismo, dice textualmente: "Es el videojuego más jugado del mundo. Estrategia a tiempo real, donde hay dos equipos, de cinco jugadores cada uno, que en un mapa de tres calles tienen que intentar llegar a la base del enemigo y destruirla. Cada partida suele durar de media treinta minutos, aunque pueden llegar a una hora y media en campeonatos muy grandes".

Estas declaraciones me llevan a lanzar al lector a que realice un cálculo matemático sencillo; si cada partida de un torneo puede durar aproximadamente una hora, ¿cuánto tiempo pasa de media semanal un jugador practicando sentando ante un pantalla?

A raíz de esta cuestión me gustaría dejar una reflexión al señor José Miguel Álamo. Yo no sé nada ni deseo saber sobre su vida personal, pero si es o si fuera padre, ¿recomendaría a sus hijos la práctica de estos videojuegos?

Si su hijo o hija llegara a casa y le dijera que tiene que "e-entrenar" porque su profesor de Educación Física le puso como tarea la práctica de alguno de estos e-Sports para un campeonato organizado por el centro escolar, ¿le generaría algún tipo de problema que ese hijo o hija pasase un número más que considerable de horas delante de una pantalla "haciendo ejercicio"?

(Para conocer los efectos que produce realizar una actividad durante tanto tiempo sentado delante de un monitor les recomiendo encarecidamente la lectura de un artículo que acaba de publicar, en medios del sector profesional, el profesor de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte José Antonio Serrano Sánchez, en el que desgrana de manera particular dichos efectos).

De la respuesta a estas preguntas y de lo que fomentan estas prácticas, dependerá gran parte de nuestro posicionamiento individual como profesionales y/o progenitores, porque aunque no todos estos juegos (aunque sí la mayoría y de más fama) fomenten la agresividad, también es cierto que al abrir esta puerta estaríamos dejando el campo abierto a todo un mundo de video-prácticas de cualquier índole.

Por mi parte, ni se me ocurriría permitir que un hijo mío participe, practique, o vea (si pudiese controlarlo) ningún e-Sport hasta que el tiempo y otra ley diferente y no relacionada con el deporte (como hace nuestro país vecino Francia, en una Ley Digital) certifique que su uso fomente valores positivos y no arroje dudas sobre posibles consecuencias físicas y/o psicológicas (leer estudios acerca de la frustración en la práctica de los videojuegos en adolescentes).

Asimismo, José Miguel Álamo pone como grandes ejemplos de instituciones que fomentan los e-Sports al PSG o Manchester City, con el razonamiento de que llenan estadios y reparten premios millonarios. Me parece un grave error usar estos argumentos, ya que se me ocurren muchas actividades que llenan estadios y generan beneficios extraordinarios, y no por ello deben ni pretenden ser considerados como deporte, pero tampoco es cuestión de gastar más espacio para rebatir esto.

Pero por más que le doy vueltas a la cabeza hay cosas que no me cuadran sobre tanto interés en que se les catalogue como deporte. Se me ocurren algunas, y entre otras podría ser que la tributación del beneficio que generan podría pasar del 53% (en el que están actualmente los juegos y las apuestas), al 5%, (en el que se encuentra el deporte). Por lo que si yo fuera accionista de un e-Sport estaría deseando ese cambio y promulgando las bondades de su práctica, como en su momento lo hicieron las grandes empresas tabacaleras que manejaban presupuestos enormes y publicaban informes científicos acerca de la inocuidad de su consumo.

Me gustaría concluir asegurando que, como en otras tantas ocasiones, los profesionales poco tenemos y tendremos que decir en esta decisión. Serán las altas esferas gubernamentales y los grandes lobbiesquienes lo hagan por nosotros en base a unos intereses que distan mucho de la realidad de nuestros problemas; la obesidad infantil, el sedentarismo generalizado, el gasto sanitario y la devaluación del sistema educativo, estos no son problemas cercanos, más bien son susurros en la lejanía.

No quiero despedirme del lector sin decir que este escrito no es una opinión individual. Lo suscriben un gran número de compañeros licenciados de la primera promoción que añado al final, así como el 99% de los licenciados inscritos en nuestro colegio profesional, que han cumplimentado un cuestionario para conocer el posicionamiento general. Un único colegiado se ha pronunciado en contra, lo cual me sirve para despedirme con el famoso refrán, "la excepción confirma la regla".

PD: Si son tan buenos los e-Sports y nos aprueban la tercera hora de Educación Física igual la utilizo para no sentar más a mis alumnos para enseñarles teoría sobre cómo realizar actividad física de forma saludable, autónoma, consciente y controlada. Ánimo, todos a e-entrenar en casa un rato en la consola o en las salas de videojuegos para mejorar nuestra salud y fomentar hábitos saludables... no pierdan esta "gran oportunidad".

 

Guillermo Gil Sánchez, colegiado COLEFC nº 12322 

Publicado en el periódico La Provincia: "Oportunidades perdidas" el 31.07.2017

 

          

       

       

 

·         Entrenamiento Personal

·             Lovcross

·             Actividad Física durante el Embarazo

·             Actividad Física en el Postparto con bebés. 

·             Suelo Pélvico e Hipopresivos

·             Pilates

·             Zumba Fitness

·             STEP

·             GAP

·             Entrenamiento Funcional

·             Tonificación

·             Psicomotricidad Infantil e Iniciación a la escalada de 1-6 años

·             Baile y Circuito Motriz para niños/as 1-12 años

 

·         Servicios de la empresa / proyecto / actividad:

·         Embarazo y Recuperación Postparto

·         Masaje Infantil y Estimulación Temprana

·         Charlas y Talleres

·         Excursiones 

·         Salidas en Familia

·         Entrenamiento Personalizado

·         Actividades Lúdicas 

·         Parking Gratuito

Visto 1651 veces

Imagen SEDES Actualizada